22 de octubre de 2010

Cómo freír un huevo. Cómo hacer huevos fritos.

Lo fundamental al freír es que todo esté seco antes de empezar, sartén (puedes secarla al fuego) manos, cuchara y espumadera o espátula. Ten a la mano dónde vas a colocar el huevo una vez frito, por ejemplo un plato de arroz, papas, pasta o cuscús. El huevo frito es lo último que se prepara antes de llevar la comida a la mesa, si los haces antes se enfrían y ya no podrás mojar el pancito.

Casca el huevo sobre un platillo como de taza de té o un cuenco pequeño ( seco!). Esto te facilitará el deslizarlo en el aceite. Trabaja sobre la superficie al lado del fuego, así no vas de un lado al otro.
Pon la sartén al fuego ni fuerte ni mínimo, cuando esté bien seca colocas el aceite, un poco, como menos de medio centímetro ( ya le irás tomando la mano) y esperas que tome algo de temperatura.
Aquí debo hacer una aclaración, hay quien fríe los huevos en aceite muy caliente, pero considero que además de que hay más riesgos de que salpique (ojos, manos, ropa) el huevo con partes muy doradas casi negras no es muy digestivo. El huevo frito ideal sería con la clara totalmente cuajada y la yema conservando parte líquida para mojar, sí, lo dije ya, el panecillo.

Bien, cuando el aceite toma algo de temperatura deslizas el huevo del platillo a la sartén, acércalo hasta tocar casi el aceite, no tengas miedo, si lo dejas caer de más altura te salpicarás. Con una cuchara común de metal vas tomando aceite del costado y echándolo sobre la clara hasta que se vea bien blanca, cuando estés seguro que está bien cuajada (coagulada) haces lo mismo sobre la yema, para que se afirme una película, verás que se opaca un poco.

Bien , ya está, deslizas una espátula o espumadera ( no sirve la cuchara porque se rompe) por debajo del huevo, si se ha pegado haces un poco de presión y raspas, y lo levantas. Puedes dejar que se escurra el aceite un momentito sobre la sartén y luego lo colocas sobre el arroz o donde lo vayas a comer.
No lo lleves por la cocina goteando, ten las cosas al lado del fuego! Si quieres dos huevos los colocas al mismo tiempo y ya.

No te olvides de apagar la hornalla y dejar enfriar el aceite antes de lavar la sartén, si la pones debajo del grifo aún caliente adivina, te puede salpicar! : )

Si todo esto sale mal, y el huevo se rompe, se pega o cualquier accidente parecido, puedes darlo vuelta con la espátula y dorarlo de ambos lados, queda rico también.

Una idea muy buen es hacerte un emparedado o bocata de huevo, queso y jamón o huevo, tomate y lechuga, o lo que inventes.

No hay comentarios: