22 de octubre de 2010

Cómo freír un huevo. Cómo hacer huevos fritos.

Lo fundamental al freír es que todo esté seco antes de empezar, sartén (puedes secarla al fuego) manos, cuchara y espumadera o espátula. Ten a la mano dónde vas a colocar el huevo una vez frito, por ejemplo un plato de arroz, papas, pasta o cuscús. El huevo frito es lo último que se prepara antes de llevar la comida a la mesa, si los haces antes se enfrían y ya no podrás mojar el pancito.

Casca el huevo sobre un platillo como de taza de té o un cuenco pequeño ( seco!). Esto te facilitará el deslizarlo en el aceite. Trabaja sobre la superficie al lado del fuego, así no vas de un lado al otro.
Pon la sartén al fuego ni fuerte ni mínimo, cuando esté bien seca colocas el aceite, un poco, como menos de medio centímetro ( ya le irás tomando la mano) y esperas que tome algo de temperatura.
Aquí debo hacer una aclaración, hay quien fríe los huevos en aceite muy caliente, pero considero que además de que hay más riesgos de que salpique (ojos, manos, ropa) el huevo con partes muy doradas casi negras no es muy digestivo. El huevo frito ideal sería con la clara totalmente cuajada y la yema conservando parte líquida para mojar, sí, lo dije ya, el panecillo.

Bien, cuando el aceite toma algo de temperatura deslizas el huevo del platillo a la sartén, acércalo hasta tocar casi el aceite, no tengas miedo, si lo dejas caer de más altura te salpicarás. Con una cuchara común de metal vas tomando aceite del costado y echándolo sobre la clara hasta que se vea bien blanca, cuando estés seguro que está bien cuajada (coagulada) haces lo mismo sobre la yema, para que se afirme una película, verás que se opaca un poco.

Bien , ya está, deslizas una espátula o espumadera ( no sirve la cuchara porque se rompe) por debajo del huevo, si se ha pegado haces un poco de presión y raspas, y lo levantas. Puedes dejar que se escurra el aceite un momentito sobre la sartén y luego lo colocas sobre el arroz o donde lo vayas a comer.
No lo lleves por la cocina goteando, ten las cosas al lado del fuego! Si quieres dos huevos los colocas al mismo tiempo y ya.

No te olvides de apagar la hornalla y dejar enfriar el aceite antes de lavar la sartén, si la pones debajo del grifo aún caliente adivina, te puede salpicar! : )

Si todo esto sale mal, y el huevo se rompe, se pega o cualquier accidente parecido, puedes darlo vuelta con la espátula y dorarlo de ambos lados, queda rico también.

Una idea muy buen es hacerte un emparedado o bocata de huevo, queso y jamón o huevo, tomate y lechuga, o lo que inventes.

9 de octubre de 2010

Patatas cocidas con piel. Papas hervidas con cáscara.

patatas con su cáscara o piel
Cepíllalas bien para quitarles la tierra
Esta es una forma muy cómoda de cocinar las papas, ya que no hay que pelarlas como en la forma más común de hervirlas. Lo principal es encontrar papas sanas, limpias y sin brotes. Cepíllalas a fondo con un cepillo de verduras ( también sirve uno de uñas que tengas sólo para estas tareas bien guardado en la cocina) si alguna patata tiene partes feas, ojos o brotes, quítaselas. Lo ideal es que todas sean del mismo tamaño, chico, mediano o grande. Si no es así coloca las más grandes en el fondo de la olla y las más pequeñas arriba, así puedes retirarlas a medida que se cuecen.

Bueno, pónlas en una olla y cúbrelas con agua fría y échales un buen puñado de sal. Llévalas a fuego fuerte y bájalo enseguida que comience a hervir para que no se rompa la piel. El tiempo de cocción varía según el tamaño, las pequeñitas se cuecen en veinte minutos y de ahí calculas. Para saber si ya están pincha con un palillo o un cuchillo la más grande, si entra fácilmente ya está, y si la más grande está las demás también.

Retíralas del fuego, cuélalas y si las quieres sin piel échales agua fría y se despegará fácilmente ( hay quien usa agua helada, con hielo picado, etc, no creo que sea necesario) pero la piel o cáscara se puede comer, trozas la patata , la aliñas con aceite, sal, mayonesa o ketchup, y queda muy rico.

Para guardarlas para el día siguientes no las peles que se conservan mejor, sólo fíjate que estén secas y cubiertas. Quedan muy bien cortadas en rodajas y saltadas en sartén o en el calentadas en el horno rociadas de aceite, pimentón y orégano.

6 de octubre de 2010

¿Cómo hacer una taza de té?

Ante todo mira las instrucciones del paquete, pero en general todas las infusiones se preparan del mismo modo.
Coloca la bolsita en una taza y échale encima el agua caliente. Aquí hay un truco, el agua debe haber apenas hervido, que no esté quemada, o sea, que te has ido a hacer otra cosa y te has olvidado el agua que ha hervido un rato o hasta se ha evaporado una parte. Cuando esto pasa el gusto del té es extraño, yo lo llamo té quemado. Puede mejorarse pasando el té varias veces de una taza a otra, así le mejora el gusto, pero lo mejor es vigilar el agua y usarla apenas rompe el hervor.

Si estás preparando una tisana, infusión o té de yuyos o té de hierbas, menta, tila, manzanilla, etc. déjalo 5 a 10 min pero pon un platito sobre la taza para que no se enfríe. Luego retira el saquito, endulza a gusto o tómalo sólo que es más sano.
Si es té de té hay dos formas, puedes dejarlo unos pocos minutos para un té suave al que puedes agregarle jugo de limón o una rodajita entera en el fondo de la taza. La diferencia es que con la rodajita tienes los aceites esenciales de la cáscara del limón y con el jugo no.
Si dejas la bolsita 10 minutos el té se vuelve más oscuro y queda muy bien con un chorrito de leche. Sería más como un té para desayuno, más concentrado y que te ayuda a despertarte.
Todos los tés y tisanas pueden conservarse en la heladera (frigorífico) previo retirado de las bolsitas, son muy sabrosos fríos, se le pueden añadir jugos de frutas, hielo picado,etc.

5 de octubre de 2010

¿Qué sartén comprar?

Para cocinar para una persona sola es mejor usar una sartén pequeña de unos 14 a 20 cm de diámetro. Busca una con teflón y compra una espátula especial para no dañar el recubrimiento.

Las sartenes baratas no duran mucho y al ser más livianas y de fondo delgado, hay que vigilar bien cuando se está cocinando para que no se queme la comida. Una sartén de fondo grueso es una buena inversión, si viene con tapa mejor.

Para freír dos croquetas a veces es bueno usar un jarrito, cazo o cacerolita pequeñita y así no desperdiciar aceite.

Una sartén se puede usar como una plancha para asar filetes o bifes, pescado o pollo con un poco de aceite, pero al no estar preparada para esto, el teflón durará menos (además de que el resultado culinariamente hablando no será el mismo). Las planchas o biferas están diseñadas para asar, su teflón es más grueso, y si conseguimos una de hierro (sin teflón) veremos la diferencia!

Algo interesante son las sartenes que se venden con una canasta de alambre, son muy buenas para freír papas y cosas pequeñas como buñuelos y croquetas.